Fundación Rover Alcisa

Nuestra acción, el compromiso social

 

El Grupo Rover Alcisa asume un compromiso voluntario de reinversión, de una parte de sus beneficios, en actividades que repercutan en el bienestar social.

Para llevar a buen término este compromiso, en 2006 se constituyó la Fundación Rover Alcisa, gestionada en el marco de nuestras acciones corporativas de responsabilidad social, y cuyos fines son la asistencia e inserción social de los colectivos sin recursos económicos o necesitados, el fomento, colaboración y desarrollo científico y tecnológico; el impulso a la práctica deportiva y la defensa medioambiental.

Las actividades concretas que se gestionan desde la Fundación son muy numerosas, y pueden dividirse entre las dirigidas al exterior de la empresa y las dedicadas a los empleados.

Entre las acciones externas que se vienen realizando, puede destacarse las ayudas a comedores sociales y centros de acogida, el patrocinio de actividades deportivas benéficas, los convenios con otras fundaciones y asociaciones con fin social, el apoyo a asociaciones musicales, los convenios de formación, y otras muchas más de índole altruista.

Entre las acciones internas, destacan las campañas anuales de becas de estudios para empleados y sus familiares, y la puesta a disposición de los empleados de bicicletas para que puedan desplazarse en este medio ecológico.